Tejedoras rurales venderán su ropa infantil en el retail gracias a proyecto del Indap

Tejedoras rurales venderán su ropa infantil en el retail gracias a proyecto del Indap

Tejedoras rurales de 24 localidades de las regiones de Antofagasta, Valparaíso y Los Ríos dieron vida a la quinta versión de “Volver a Tejer”, proyecto social y comercial creado por el Instituto de Desarrollo Agropecuario (Indap) y tiendas Paris.

El objetivo de la iniciativa es recuperar y poner valor al oficio textil, llegando al mercado -en esta ocasión- con 1.300 prendas para niños y niñas de 2 a 8 años.

La ejecución del proyecto estuvo a cargo de la Fundación Ona, que coordinó a las artesanas en talleres técnico-prácticos para cumplir con los estándares de calidad requeridos.

El desafío de innovación estuvo en entregar por primera vez prendas terminadas -en años anteriores fueron ovillos- y en la creación y uso de una materia prima única en el mundo: un tripe hilado 100% natural y nacional compuesto por 40% de baby alpaca, 40% de llama y 20% de oveja.

Hilado con identidad

Para crear este hilado, denominado “raza local”, que busca representar nuestra rica geografía, se adquirieron las materias primas directamente con productores ganaderos de las zonas norte (llama), centro (alpaca) y sur (oveja) del país.

Tanto el hilado como el teñido, con tintes biodegradables, se realizó en la granja Quintessence, de Llay-Llay. En total se usaron 600 kilos brutos de lana.

El proyecto también incorporó una matriz de trazabilidad desde el origen, que da cuenta de cada cadena del eslabón productivo, desde cuántos animales fueron esquilados y en qué predios hasta las fichas técnicas de los procesos, pasando por quienes confeccionaron los diferentes artículos, algo nuevo para el retail.

Las tejedoras, que trabajaron desde mayo con técnica de palillo, pertenecen a las localidades de Toconao y Ayquina, en la región de Antofagasta; Panguipulli, Huerquehue, Tralcapulli, Dollico, Chauquen, Huellahue, Melefquen, Tralahuapi, Coihueco, Ñancul, Tallos Altos y Huitag, región de Los Ríos; y La Ligua, Cabildo, Catapilco, Zapallar, Puchuncaví, Putaendo, Nogales, Papudo, La Calera y Pullally, región de Valparaíso.

En esta versión destaca la participación por primera vez de la comunidad de artesanas Wanaku La Ligua. Se trata de mujeres con una larga historia textil, que han permanecido vinculadas al tejido con identidad por generaciones, aprendieron a trabajar en forma asociativa y están empeñadas en que su comuna recupere su tradición artesanal.

Exitosa alianza público-privada

Carlos Recondo, director nacional del Indap, afirmó que esta alianza con Paris “busca ampliar los mercados para que las tejedoras puedan comercializar en mejores condiciones sus productos y, por su parte, los consumidores accedan a prendas únicas y de gran calidad, 100% hechas a mano y con una materia prima única”.

Al respecto, añadió que la iniciativa tiene un conjunto de virtudes, que comienzan en la producción ganadera, siguen en las manos de las artesanas y/o tejedoras y llegan con un valor agregado al mercado, “y nos muestra el camino que debe seguir Indap y que ha trazado el Gobierno del presidente Piñera, asociatividad y encadenamiento productivo, algo que vamos a seguir replicando”.

La ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Alejandra Pérez, destacó en las tejedoras presentes la dignidad y la pasión del arte que llega del campo a la ciudad.

“Ellas son parte de un trabajo que no es meramente testimonial, porque lo que aquí se teje se encuentra en las tiendas. Así, al tejer, cerramos un círculo y tejemos no sólo prendas de ropa, sino destino: el destino de las artesanas que llegan a las grandes tiendas y el de los niños que visten un poco de su país, de su historia, de su leyenda”, comentó.

Por su parte, la gerente de Negocios Infantil Paris, Jeanne Marie Delherbe, expresó que “como empresa estamos emocionados. Creemos que este trabajo es maravilloso y esperamos que sea reconocido por nuestros clientes.

Yo quería más productos, porque me parecían pocos, pero espero que sea el inicio de muchos proyectos más. Con estas nobles fibras de llama, alpaca y oveja, nuestros niños van a estar súper abrigados este invierno”.

Para la directora ejecutiva de Fundación Ona, Macarena Peña, esta quinta versión de “Volver a Tejer” fue una locura, porque la innovación es locura.

“Hemos unido por primera vez el mundo del patrimonio cultural del tejido y el patrimonio natural de la fibra, que también es nuestra herencia. Este trabajo es con fibra del predio, lo que hasta hace unos años era técnicamente imposible. Otro salto es que entra la prenda final al punto de venta, por lo tanto la cadena de la moda entera es local, trazable y sustentable”, aseguró.

María Nury Esperguez, artesana de Wanaku La Ligua, destacó la importancia de esta experiencia para ella, sus compañeras de oficio y su comuna: “Al inicio partimos con mucha incertidumbre, pero llegar a esta meta común es algo que nos enorgullece. Hoy queremos que esta experiencia se vuelva a repetir”.

En el lanzamiento de “Volver a Tejer” también estuvieron presentes representantes de Fundación Artesanías de Chile, ProChile, Fucoa y la empresa Sopraval.

También te puede interesar leer: Marca de moda Pure Alpaca ingresa al centro comercial Larcomar

Fuente:BioChile

No hay ningún comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

The message will be closed after 20 s
Ajax Loading